Agbogbloshie, cementerio 2.0

El vertedero electrónico se ha convertido en un gran negocio para los habitantes de Agbogbloshie, aunque sea a costa de su salud. El ambiente es irrespirable. Una reunión de sustancias tóxicas que harían poner el grito en el cielo a cualquier país occidental. Un lugar donde se junta el plástico quemado, el plomo derretido y el polvo del tubo catódico pulverizado. Pese a ello, cada día miles de personas continúan extrayendo cobre, arreglando ordenadores o vendiendo agua y comida en las inmediaciones de este infierno.


+34 634 495 304

Contacto